Música italiana

La música italiana incluye todos los géneros musicales y repertorios compuestos en territorio italiano desde los primeros días de la música hasta el siglo XXI. Se trata de la música tradicional de diferentes regiones de Italia, de la música clásica de la Edad Media a la música contemporánea, incluida la ópera italiana, y de los diferentes géneros de música popular, desde la variedad hasta el techno y el hip-hop pasando por el rock.

Italia fue, desde la Edad Media, la cuna de la música clásica con Guido d’Arezzo (notación musical) y Petrarca (los canzonieri de los trovadores), que participaron cada uno a su manera en su desarrollo. El madrigal del Trecento y los grabados dan una idea de la evolución de la música secular.

Aún hoy, muchos de los términos o formas utilizados en la música clásica provienen del italiano (a cappella, adagio, aria, airioso, cantata, canzone, coda, concerto, oratorio, partita, recitativo, scherzo, sonata, toccata, etc.).

No se puede hablar de esta música sin hablar de los grandes luthiers Andrea Amati, Niccolò Amati y Antonio Stradivari que dieron a los instrumentos de cuerda sus cartas de nobleza o del clavecinista Bartolomeo Cristofori, a quien debemos la invención del pianoforte.

La música tradicional está obviamente ligada a los muchos regionalismos que hacen de Italia un mosaico de folclore y dialectos distintos. Hay polifonías, monodías, ballatas, scampanadas, chiasso, etc. También hay varias comunidades de inmigrantes (albaneses, griegos, balcánicos, norteafricanos, etc.) que han mantenido aquí sus tradiciones y han influido en la música tradicional trayendo, por ejemplo, voces muy altas, incluso nasales, utilizando ornamentos casi orientales.

Sus géneros musicales más importantes son: Clásica (ópera), Pop, Rock, Disco, House, Dance, Folk, Hip hop y Jazz.